SSPDF

​Hace un par de semanas, la Secretaria de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSP-DF), invitó al equipo de México SOS a visitar sus instalaciones y conocer sus programas en materia de participación ciudadana, prevención del delito y seguridad. Quisiera compartir mis reflexiones pues creo que muchos de los programas de la SPP-DF pueden ser realmente útiles para todos los ciudadanos y, tal vez, un ejemplo a seguir para otros estados.

Uno de los programas más interesantes es la división territorial

de la ciudad en 865 cuadrantes y la asignación de un policía a cada uno de ellos (en realidad, dado que la policía tiene tres turnos, son tres los

policías asignados). La estrategia de Cuadrantes tiene como objetivo hacer más eficiente el trabajo de las fuerzas de seguridad pero, sobretodo, acercar a los ciudadanos y los policías.

Este último punto me parece trascendental pues la nueva estrategia

no es otra cosa que la adaptación moderna de un viejo paradigma: el policía del barrio o la cuadra. Un policía al que todos conocemos y que crea lazos con las personas que tiene a su cuidado. De hecho, se puede consultar el nombre y celular de su policía de cuadrante (a la vez que un mapa de toda la zona de la cual es responsable).

Llamen y díganme si les contestan.

Y si no les contestan reporten su queja al otro novedoso servicio

que la SPPDF ha puesto a nuestra disposición: el Centro de Atención del Secretariado o CAS.

El CAS, a diferencia del 066, se dedica a atender de forma

personalizada (cada caso tiene un número de folio al que se le puede dar seguimiento) a quienes necesitan apoyo policial, tienen una queja o denuncia o

simplemente requieren orientación. También brinda apoyo psicológico a víctimas de violencia intrafamiliar, entre otros. Una lista exhaustiva de los servicios del CAS se puede consultar. Su número de teléfono es 5208 9898 y su cuenta de twitter (por la cual también dan servicio) es @CASPOLICIADF.

Dos programas que aprovechan la tecnología para extender y mejorar

los servicios de seguridad ¿funcionan? hay que comprobarlo... y si no funcionan exigir que lo hagan. Precisamente ese es nuestro trabajo: señalar las fallas y ayudar a corregirlas.

Por último, me gustaría hablar de un programa menos tecnológico

pero también con un gran impacto a mi parecer.

Hay zonas del DF que debido a sus condiciones económicas,

geográficas y sociales aumentan la probabilidad de que un niño vea en la delincuencia un camino viable. Una de las principales razones es que dado que, su casa es muy pequeña o está solo gran parte del día, pasa la mayor parte de su tiempo libre en la calle. Ahí, el niño entra en contacto con las bandas de la zona y, con el paso del tiempo, eventualmente  podría formar parte de alguna de ellas. A menudo propensas a la violencia y a las actividades ilegales.La estrategia, que me permitiré calificar como bella inclusive, consiste en brindarles a los niños una alternativa para su tiempo libre ¿cómo? creando Bandas de Marcha.

La SPPDF ha creado Bandas de Marcha en zonas que tradicionalmente

son semilleros de criminales. Los niños tienen una alternativa viable para su tiempo libre, aprenden a tocar un instrumento y pueden formar parte de un grupo. La estrategia más efectiva para combatir el delito es, simplemente, que este no exista: prevenirlo. Estrategias como esta son bellas porque ofrecen una oportunidad a personas que de otra

manera no la tendrían.

Hoy día, el éxito del programa es tal que otras vecindades han

pedido unirse. Sin embargo, la SPPDF no tiene recursos para conseguir más instrumentos y poder instalar las Bandas de Marcha.

Tres programas. Tres ejemplos de cosas que se

hacen bien... y si no ¡es trabajo de los ciudadanos señalarlo y ayudar a corregirlo! Así es como se construye un México más seguro y más justo.